Crónica de la subida a las Gorgas

Este domingo y con tiempo bastante desapacible, sobre todo a la vuelta (con fría lluvia y algo de viento), nos juntamos unos 20 valientes para hacer la tradicional subida al belén de las Gorgas. Bueno, entre los 20 valientes, hay 5 que aún fueron más valientes ya que salieron directamente desde Huesca para unirnos en una sincronización perfecta en el puente que cruza la autovía ya camino de Nueno.
El trayecto hacia Nueno se desarrolló de forma tranquila, calentando piernas, aunque a algunos ya se les veía que tenían ganas de quitarse el frío metiéndose más caña, pero el grupo llegó unido y bien avenido hasta Nueno, donde al comenzar las primeras dificultades en forma de terrno más empinado, ya se fueron formando grupos.
La senda en sus inicios estaba bastante embarrada lo que hacía que fuéramos en fila de a uno desde muy pronto. La subida se desarrolló cada uno a su ritmo (yo veía pocos delante…… pero porque iban bastante lejos de mí,jeje) y el último trozo fue un pelín peligroso ya que la roca estaba muy resbaladiza y al menos yo llevaba la suela algo desgastada, lo que unido a mi poca habilidad en terrenos rocosos y húmedos hizo que se subiera más despacito al final.
Finalmente nos juntamos todos en el belén de las Gorgas y tras un breve parón y para no enfriarnos nos dirigimos a la ermita, donde recuperamos fuerzas con unos sorbitos de agua. Había algun brik de vino don simon, que alguien comentó que podría haber sido un buen Señorío de Lazán mejor.

Y ya comenzó la bajada donde la habilidad y velocidad de los avanzados hicieron estragos en el grupo, y tras el descenso por la senda embarrada pero en buen estado llegamos a Nueno, desde donde cogimos la carretera que va por detrás de la urbanización del golf para hacer los últimos kilómetros con un tiempo muy desapacible de lluvia, frio y algo de viento, que hizo que llegaramos a los coches y marcharamos rapidamente para no coger un pasmo.

En fin, jornada agradable y lástima para los que se la hayan perdido (aunque algunos ya han entrenado por su cuenta y sin desmerecer el recorrido de las Gorgas).
Y hasta aquí la crónica dominical, que espero no haya aburrido a la concurrencia de la web. Y si a alguien le ha aburrido……. pues tiene el blog abierto para hacer comentarios (lo puede hacer cualquiera) y también para hacerse usuario registrado y escribir artículos (que por ahora sólo puedo yo….. y mi imaginación y dotes literarias tienen un límite).

Un saludo a todos y hasta la próxima!!

Fernando

P.D: no hay foto de la “reunión atlética” debido a la carencia de cámaras por todos los miembros del grupo.

Crónica de la subida a las Gorgas

Este domingo y con tiempo bastante desapacible, sobre todo a la vuelta (con fría lluvia y algo de viento), nos juntamos unos 20 valientes para hacer la tradicional subida al belén de las Gorgas. Bueno, entre los 20 valientes, hay 5 que aún fueron más valientes ya que salieron directamente desde Huesca para unirnos en una sincronización perfecta en el puente que cruza la autovía ya camino de Nueno.
El trayecto hacia Nueno se desarrolló de forma tranquila, calentando piernas, aunque a algunos ya se les veía que tenían ganas de quitarse el frío metiéndose más caña, pero el grupo llegó unido y bien avenido hasta Nueno, donde al comenzar las primeras dificultades en forma de terrno más empinado, ya se fueron formando grupos.
La senda en sus inicios estaba bastante embarrada lo que hacía que fuéramos en fila de a uno desde muy pronto. La subida se desarrolló cada uno a su ritmo (yo veía pocos delante…… pero porque iban bastante lejos de mí,jeje) y el último trozo fue un pelín peligroso ya que la roca estaba muy resbaladiza y al menos yo llevaba la suela algo desgastada, lo que unido a mi poca habilidad en terrenos rocosos y húmedos hizo que se subiera más despacito al final.
Finalmente nos juntamos todos en el belén de las Gorgas y tras un breve parón y para no enfriarnos nos dirigimos a la ermita, donde recuperamos fuerzas con unos sorbitos de agua. Había algun brik de vino don simon, que alguien comentó que podría haber sido un buen Señorío de Lazán mejor.

Y ya comenzó la bajada donde la habilidad y velocidad de los avanzados hicieron estragos en el grupo, y tras el descenso por la senda embarrada pero en buen estado llegamos a Nueno, desde donde cogimos la carretera que va por detrás de la urbanización del golf para hacer los últimos kilómetros con un tiempo muy desapacible de lluvia, frio y algo de viento, que hizo que llegaramos a los coches y marcharamos rapidamente para no coger un pasmo.

En fin, jornada agradable y lástima para los que se la hayan perdido (aunque algunos ya han entrenado por su cuenta y sin desmerecer el recorrido de las Gorgas).
Y hasta aquí la crónica dominical, que espero no haya aburrido a la concurrencia de la web. Y si a alguien le ha aburrido……. pues tiene el blog abierto para hacer comentarios (lo puede hacer cualquiera) y también para hacerse usuario registrado y escribir artículos (que por ahora sólo puedo yo….. y mi imaginación y dotes literarias tienen un límite).

Un saludo a todos y hasta la próxima!!

Fernando

P.D: no hay foto de la “reunión atlética” debido a la carencia de cámaras por todos los miembros del grupo.