• Páginas

  • Suscríbete y recibirás en tu correo electrónico las novedades de corredoresoscenses.com

    Únete a otros 31 seguidores

  • Archivos

  • Acceso

  • Posts Más Vistos

  • Anuncios

Las zapatillas de 444 (y de otros atletas)

No se que zapatillas calza 444 en la subida al castillo de Loarre, no obstante espero que esta historia del calzado atletico pueda ser de su interés o del de cualquier otro correcaminos.

En las olimpiadas de 1932 (Los Angeles) se presentó un atleta alemán con las primeras zapatillas de clavos que se conocen, realmente eran un trozo de cuero negro con largos pinchos para correr sobre pista de ceniza volcánica, el mejor pavimento de la época. Cuatro años más tarde, Jesse Owens gano con ellas los 4 oros olimpicos con Hitler. Otro alemán había diseñado estas zapatillas, su nombre: ADI DASsler. En 1920, ya había fabricado la primera zapatilla de entrenamiento y a mediados de esa década inventó las botas de tacos para fútbol y unas zapatillas de atletismo con bandas laterales (no solo son el distintivo de la marca, en una zapatilla ligera contribuyen a zunchar el pie a la altura del empeine). Así comenzaba la larga historia de esta marca pionera, caracterizada por las tres bandas.

Muy cercana en el lugar y en el tiempo, surge otra competidora creada por un hermano de Adi, evidentemente también alemana. Se trata de Puma (en ocasiones denominada DasslerPuma), creadora de un calzado deportivo tan magnifico como practicamente desconocido en España. Esto último se debe a que este fabricante rara vez ha entrado en el mercado español, debido a los impedimentos legales creados por otro fabricante nacional, el cual hizo valer que ya tenía aquí registrada esta marca, así que imito el distintivo de la alemana y a producir, aunque con una calidad muy lejana.

Más tarde, sobre los 60, empiezan a verse en olimpiadas, etc, otras zapatillas con un nuevo distintivo, combinación de la disposición de las bandas de Adidas, aunque ahora solo son dos, y de la más ancha de Puma. Por la época y el proceder, esa marca tenía que ser japonesa, se trataba de las igualmente estupendas Onitsuka. Este fabricante se distinguió por haber inventado el calzado específico para balonvolea, pero en atletismo copiaban estupendamente. Curiosa es la evolución de la denominación de la marca: comenzo con el muy local Onitsuka, luego Onitsuka Tiger, posteriormente Asics Tiger para finalmente quedarse con un áseptico Asics, su nombre actual.

También son veteranas las procedentes de USA All star que – aunque débilmente – también hicieron incursiones en el atletismo (en Europa equiparon a la selec. Holandesa).

Hasta mediados de los setenta, creo que era difícil ver otras zapatillas en competiciones internacionales deportivas que no fueran de las cuatro marcas nombradas hasta ahora. Paralelamente, en España, hasta esos años, tampoco fue posible – salvo para una reducidísima élite – llevar otras zapatillas que no fueran de tela de algodón blanca o azul (con que poco nos teniámos que conformar), siendo las más nombradas las Keds, Wambas y alguna otra. Mientras tanto, en la tele veíamos como los atletas de competición llevaban esas sofisticaciones de piel con rayas. Escasos, pero también los había con suerte y perras, a los que les traían – normalmente de Andorra o Francia – alguna modernez procedente del extranjero.

Por fin, por esa época aterrizó comercialmente en España Adidas con un solo modelo: las Gym (¡la hos…!). Recuerdo las que me compre en Madrid asesorado por mi muy recordado amigo Antonio Lardiés. Luego llegarían con cuentagotas otros productos de la misma marca como las Rom o las SL80 (siempre fueron mejores los modelos fabricados en Alemania o en algún país del este, frente a los procedentes de Francia o luego de España). Aquí, concretamente en tierras del estatut, surgieron réplicas como las muy dignas Mates o Munich, estas últimas excelentes en balonmano, también otras menos afinadas como las Paredes.

Poco más tarde llega la potente respuesta de EEUU con Nike, New Balance o Saucony. También las finlandesas Karhu, las francesas Le coq sportive o Diadora en Italia. Más recientes son las japonesas Mizuno o las Reebok, como lo son también las españolas Joma o Kelme.

Ahora Nike (yankes a los que tanto se critica como, normalmente, se consume) se está comiendo este confuso mercado, en el que hay tantisíma variedad aparente que – como en otros campos – habitualmente no sirve mas que para confundir. Esto no quiere decir que otros fabricantes, especialmente los tres más antiguos, no produzcan material tan bueno o incluso mejor, el problema creo que es su distribución y esta liante globalización.

Por curiosidad, comentar que con la actual moda de zapatilla deportiva retro para calle, se estan reeditando modelos antiguos de estas marcas, de disciplinas específicas como lanzamientos, saltos, balonvolea, etc, todo ello en plan cutre: el diseño se parece, la calidad no (¡si las originales levantaran la cabeza!, ante la ausencia de nylon y pieles sintéticas, estaban fabricadas con finísimas pieles de canguro y otros bichos exóticos).

Mas o menos creo que no me he desviado demasiado de la realidad, disculpas por posibles errores. Lo que si es seguro es que he batido el record de extensión de artículo de este blog (¡¡uuaaaahh!!).

También espero que 444 – allá dónde se encuentre – no se me haya dormido y el resto tampoco. Si, además, ilumina alguna compra, pués mejor.

Anuncios

8 comentarios

  1. Antes de todo eso, la gente corría descalza.

    (Espero haber sido conciso y breve)

  2. joder tio, vaya enciclopedia, se lo acabo de leer a mi hijo y se ha dormido antes de la mitad.

  3. Yo recuerdo cuando jugaba a baloncesto las Adidas Europa, que cuando las veía en mi época de infantil y cadete me parecía algo tan profesional como fuera del alcance tanto por la imposibilidad de verlas en ninguna tienda oscense como por el prohibitivo precio.
    Desde luego que el mundo de la zapatilla deportiva ha evolucionado muchisimo y gracias a Luis reflexionamos un poco sobre algo imprescindible para correr….. porque ¿nadie corre sin zapatillas no?

  4. ES mAS REFELEXIONEMOS EL POR QUE CORREMOS CON ZAPATILLAS Y CON ROPA DE DEPORTE DE COOLMAX O ADIPRENE ETC, POR QUE NO CON UNAS ZAPATILLAS FERGAR UN PANTALON DE TELA EFA UNOS CALCETINES FERRIS Y CAMISETA DE MANGA CORTA CON PUBLICIDAD DE “BRADOL ACEITE PARA TU PEPINO”, O MEJOR EN BOLAS, QUE ALGUIEN ME RESPONDA POR QUE, YA QUE LO QUE CORRE SON LAS PIERNAS ,PARDIEZ

  5. Me algro de que el artículo también tenga efectos somniferos, cuantos más usos mejor. Sin duda tengo más fondo escribiendo que corriendo.
    Es cierto, que yo sepa no se han inventado zapatillas con motor, tampoco cuerpos adidas,nike, etc, así que a machacar. Ya lo demostró Abebe Bikila ganando un oro olimpico en maratón corriendo descalzo, también la blanca sudafricana esta Zoe “nosecuantos”, pero vamos,también competia descalza. Josampi creo que mejor que reflexionar, mañana todos a correr al parque descalzos (en bolas opcional)

  6. Aún asi, les esprinté.

  7. Para combatir a 444 en los últimos metros, no hay nada como las adidas mod. “superesprintfinalbioacojonation”, creédme (lo siento 444).

  8. Excelente recopilación, por mi parte las más recordadas en mi época son las inmortales adidas Columbia, y en cuánto a calzado de pista (spikes) las adidas ” Accelerator”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s